Para ampliar la posición de liderazgo de su filial Salzgitter Flachstahl GmbH como fabricante de productos premium, el Grupo Salzgitter ha construido una tercera línea de galvanizado en caliente por unos 200 millones de euros, la mayor inversión individual en los últimos diez años. El grupo de empresascontinúa así su estrategia de mayor crecimiento cualitativo en el sector de los aceros planos. Al mismo tiempo, en la localidad del mismo nombre se crearán 70 nuevos pues­tos de trabajo.

Después de alcanzar la disponibilidad operativa en octubre de 2022 y completar con éxito la fase de puesta en marcha, la nueva planta producirá chapas galvanizadas en caliente de entre 900 y 1.700 milímetros de ancho y entre 0,7 y 2,5 milímetros de espesor, un total de alrededor de 500.000 toneladas por año. La pieza central es el horno de recocido, que calienta o enfría el material mucho más rápido que antes y alcanza una temperatura de recocido más alta. Esto permite la producción de tipos de acero de alta resistencia y resistencia ultra alta, que se utilizan en la construcción de automóviles para carrocerías y chasis y en la industria de electrodomésticos para componentes de superficie exigentes.